Un Servicio de Ocio trata de dar respuesta a la necesidad del acceso al ocio y ocupación del tiempo libre de las personas con discapacidad intelectual en edad escolar, que por sus necesidades de apoyo y limitaciones, generalmente, no pueden acceder a recursos de ocio normalizados.