Con este programa lo que se pretende es inculcar a las personas con discapacidad intelectual hábitos de vida más saludables y beneficiosos a través de la práctica regular y metódica de un programa de actividades deportivas, físicas, lúdicas y terapéuticas variado, amplio y atractivo.